léxico

Concurso de preguntas: Camino de la Lengua Castellana

En las anteriores entradas de este blog proponíamos diferentes maneras de realizar entrevistas, con el cuestionario de Proust y las entrevistas de Historias de debajo de la luna. ¿Habéis utilizado alguna de las propuestas? ¿Y qué tal os han funcionado?

Me faltan las palabras (y 3)

Con esta tercera entre pongo punto final a esta serie que he llamado Me faltan las palabras. En la primera parte presenté la justificación, la propuesta didáctica y las primeras doce fichas de palabras intraducibles. En la segunda parte está el resto de fichas, hasta completar las 25 palabras sin traducción con las que trabajar en clase. Esta segunda entrega terminaba con tres citas sobre la idea

Autor: 
Blogs sindicados: 

Me faltan las palabras (2)

Como prometí al final de la primera entrega de esta serie, a continuación os dejo con el segundo bloque de fichas de trabajo con palabras intraducibles.

13. Age-otori. Quién no ha necesitado alguna vez una palabra para hacer referencia a cuando uno se ve peor después de que el peluquero haya hecho una barbaridad con nuestro pelo. En japonés se puede hacer.

14. Tingo. En la lengua de la

Autor: 
Blogs sindicados: 

Me faltan las palabras (1)

La declaración que da título a esta entrada se la he robado a mi admirado Luis Piedrahita, fino analista de la realidad cotidiana que se ha dado cuenta de que nuestro idioma carece de determinadas palabras para nombrar realidades y se ha propuesto solucionar dicho problema inventando las palabras que faltan. Veamos un ejemplo:

Pero esto, más allá del fin de entretenimiento y diversión, es una

Autor: 
Blogs sindicados: 

Etimología de ‘cancelar’

Cancelar significaba originariamente ‘tachar’. Viene del latín cancellare, que es un verbo construido sobre la palabra cancelli, que significaba ‘reja’. En castellano actual, una cancela es una verja.

Señoría

Señoría es un tratamiento de respeto que se aplica a altas dignidades como jueces, diputados y senadores. Veamos un par de ejemplos para empezar:
(1) “Casi me ofende, señoría“, le llegó a replicar la infanta al juez José Castro cuando este le preguntó si podía haber sido utilizada como “escudo fiscal” ante el ministerio de Hacienda [El País (España), 20-2-2014].

Etimología de ‘delirar’

Nuestro verbo delirar viene del latín delirare, que significaba literalmente ‘salirse del surco’. En la palabra latina se reconocen claramente dos elementos. El prefijo de- aporta el significado ‘alejarse, apartarse’ y lira es ‘surco’.
Lo que tenemos aquí es una metáfora. Cuando uno se sale del camino marcado, establecido, empieza a hacer cosas raras. Eso, ni más ni menos, es el delirio.

Resumen ESE15

¡Hola a todos!
Antes de pasar a presentaros ESE16, aquí llega nuestra ya habitual entrada que recopila los materiales que hemos ido seleccionando para completar el tema tratado en cada entrega.
 
? Sobre el tema de los viajes, lugares y vacaciones:

Etimología de ‘bikini’

La prenda de baño conocida como bikini toma su nombre de un atolón de las islas Marshall donde el ejército estadounidense andaba probando sus bombas nucleares allá por 1946.
Por aquella época, un diseñador francés llamado Louis Réard lanzó al mercado una creación que iba a revolucionar el panorama de la moda de baño femenina. Se trataba de una especie de bañador más bien escaso de tela y cortado en dos piezas.

Blogs sindicados: 

Diferencia entre ‘leer’ y ‘leerse’

Sobre los valores de me, se, etc., hay publicados libros enteros y suelen llegar la conclusión de que es más lo que ignoramos que lo que sabemos. Sin embargo, en el caso concreto de leer y leerse se puede explicar la diferencia de forma bastante clara.

Syndicate content