léxico

Resiliencia

Resiliencia es un sustantivo que la Real Academia Española incorporó al Diccionario de la lengua española (DRAE) en su edición de 2014. Es una de las muchas palabras que hemos ido tomando del inglés en los últimos tiempos. Resiliencia es ‘resistencia’, pero no una forma de resistencia cualquiera.

Descambiar

En la lengua coloquial de España, una de las acepciones del verbo descambiar es ‘deshacer una compra, llevar un producto a la tienda para que nos devuelvan el dinero’.

Ingerir e injerir

Los verbos ingerir e injerir tienen una escritura muy parecida y se pronuncian igual, pero tienen significados diferentes. Ingerir es meter en la boca comida, bebida o alguna otra sustancia para que llegue al estómago.

¿Cruasán o croissant?

Cruasán es la castellanización de la palabra francesa croissant. El nombre francés significa ‘media luna’, por la forma que tiene este bollo de hojaldre.
Lo más recomendable cuando se escribe en español es utilizar la forma castellanizada, tal como se hace en este ejemplo:
(1) No recordaba lo bueno que era algo tan simple como un cruasán ni lo bueno que estaba un café con leche [Julio Espinosa Guerra: La fría piel de agosto].

Anteayer, antes de ayer, antier

Anteayer es un adverbio que significa ‘el día anterior a ayer’ o, lo que es lo mismo, ‘dos días antes de hoy’.
Esta forma que acabamos de mencionar es la más extendida y la más recomendable en casi todas las ocasiones. Podemos ilustrar su uso con este ejemplo:
(1) Anteayer fui víctima de una expoliación, de un robo, en pleno Madrid, a las cuatro de la tarde [Alejandro Sawa: Iluminaciones en la sombra].

Etimología de cachalote

El nombre cachalote es un préstamo del portugués. Está formado sobre cachola, que en esta lengua es un sinónimo popular y humorístico de cabeza.
Por tanto, cachalote significa originariamente ‘cabezón’. No hay que ser Séneca ni Aristóteles para entender el porqué: en este mamífero destaca por encima de todo la descomunal cabeza, que además es casi cuadrada.

In pectore

In pectore es una expresión latina que significa literalmente ‘en el pecho’ o ‘dentro del pecho’.
La Iglesia católica la utiliza para referirse a alguien que es cardenal, pero lo es en secreto. Ya ha sido nombrado, pero no se anuncia su nombre por el motivo que sea. Lo lleva el papa guardado en su pecho, que es donde se mantienen los secretos. Esto se hace a veces para proteger a ese cardenal en países donde puede sufrir persecución. El siguiente fragmento ilustra este uso de in pectore, que es el originario:

Diferencia entre aquí, ahí y allí

En español tenemos tres adverbios de lugar que los hablantes nativos usan con la mayor tranquilidad del mundo, pero cuya diferencia no es evidente, sobre todo para los hablantes de otros idiomas. Me refiero a aquí, ahí y allí.

Esto es una peculiaridad en comparación con lenguas como el inglés que solo tienen dos grados: here y there.

La palabra ‘cuartos’

Cuartos, así, en plural, es un sinónimo popular de dinero en España. Alguien que tiene cuartos es una persona adinerada.
El nombre cuartos viene de una antigua moneda de cobre castellana que equivalía a cuatro maravedíes. El caso es que se trataba de una moneda de poco valor y, por eso mismo, era una de las que más circulaban. Tanto se usaba que acabó convirtiéndose en una forma más de referirse al dinero.

Syndicate content