Paparruchas

No nos equivocaríamos si comparáramos el lenguaje con una caja de herramientas que vamos completando poco a a poco. Llegado el momento uno tira de melómano como el electricista lo hace del destornillador de estrella.
Hay cajas con lo más indispensable y su propietario, para cualquier tarea, se sirve siempre del alicate o de la llave inglesa, como un hablante lo haría de cosa o hacer. Otras, sin embargo, parecen maletines quirúrgicos donde se atesoran términos sutiles –sevicia, torticero, espurio– y su dueño las pronuncia como un cirujano maneja un preciso bisturí.
HERRAMIENTAS-SLIDE-ABAJO-1https://trestizas.files.wordpress.com/2018/09/herramientas-slide-abajo-1... 732w, https://trestizas.files.wordpress.com/2018/09/herramientas-slide-abajo-1... 150w, https://trestizas.files.wordpress.com/2018/09/herramientas-slide-abajo-1... 300w" sizes="(max-width: 366px) 100vw, 366px" />
Crédito de la imagen
Tan incompleta es la que prescinde de nostalgia como la que tiene vacío el hueco de paparruchas: llegado el momento pueden ser tan necesarias, tan insustituibles la una como la otra. Llegado el momento en su interior habrá que encontrar gritos e interrogaciones retóricas; secos adverbios de negación y convincentes consecutivas.
No basta, tampoco, con tener el kit completo. Hay quien agarra el cincel en la situación más delicada y escoge el vocablo más tibio en la tesitura más insoportable. No sé… 
Todo esto y alguna cosa más me viene a la cabeza en estos momentos, estos días en que apenas conozco los nombres de mis alumnos y comprendo, tras la evaluación inicial, el inmenso, fascinante y simple trabajo que tenemos por delante: darles herramientas. 
Ánimo. Acaba de sonar el timbre.
https://trestizas.files.wordpress.com/2018/09/20180924_070455.jpg?w=746&... 746w, https://trestizas.files.wordpress.com/2018/09/20180924_070455.jpg?w=150&... 150w, https://trestizas.files.wordpress.com/2018/09/20180924_070455.jpg?w=300&... 300w" sizes="(max-width: 373px) 100vw, 373px" />
 
Aster Navas
 
 

Autor: 
Blogs sindicados: